Hermano Cetro

Miembro de la Junta de Gobierno, el cetro es el máximo responsable durante el desarrollo de la procesión. El Hno. Cetro (en otras cofradías, Cetro Mayor) y el resto de cetros (en otras, cetrillos) coordinan a todas las secciones con la colaboración de sus respectivos encargados. Planifican los recorridos, tiempos de paso, las entradas y salidas del templo, etc. Se les reconoce por llevar una vara de mando (cetro, de ahí su nombre) y por moverse libremente a lo largo de la formación, dando las indicaciones necesarias para el buen desarrollo de la procesión. 

Los cetros son los encargados directos de la Sección de Atributos, es decir de su reparto y ubicación en la formación, de la Sección de hachas (velas) y de las hermanas de mantilla. 

Durante el resto del año, también ejerce de maestro de ceremonias en todos los actos que organiza la cofradía ya sean de carácter litúrgico, social o cultural.  

 

Hermano Guión

Es el encargado de llevarlo en los todos actos en que sea necesaria su presencia. Es nombrado por la Junta de Gobierno a propuesta del Hno. Cetro.

En procesión avanza, sirviendo de guía a toda la Cofradía, según las ordenes de los cetros. Suele ir acompañado por dos niños que sostienen de los extremos los dos cordones laterales (antes, eran portados por los hermanos visitadores)

 

Cabecero del Paso Titular

Da las instrucciones a sus portadores, alrededor de diez, para que avance y hagan las maniobras necesarias, tanto en procesión como en su preparación: montaje de faroles, faldas, iluminación, megafonía. Así mismo coordina las labores de limpieza, mantenimiento y recogida antes y despues de Semana Santa. 

Se le reconoce en procesión por ir delante de la carroza portando un pequeño cetro.

 

Jefe de la Sección de Instrumentos

Es nombrado por la Junta de Gobierno, habitualmente a propuesta de la Sección.
Decide sobre las marchas (o toques), la distribución en grupos, la formación de éstos, etc. Su labor comienza varios meses antes de la Semana Santa con los ensayos de la Sección. Mucho es el trabajo a desarrollar, cursillos de iniciación, composición de marchas (para la calle o para los concursos), reparto de instrumentos, dirección de ensayos y calendario de los mismos… Para desarrollar toda esta tarea designa a varios colaboradores a los que asigna sus cometidos. 

 Su principal colaborador es el Hno. Delegado de la Sección, que es vocal en la Junta de Gobierno y en la Junta de Delegados de Instrumentos de la Coordinadora de Cofradías.

Cabecero de la Peana 

Tiene como misión principal dirigir al resto de los portadores de la peana a hombros (dos relevos de ocho hermanos). En las procesiones, y golpeando su martillete de madera, hace las indicaciones de elevar, avanzar, cambiar de paso, parar.

También convoca a los portadores a los ensayos necesarios para coordinar  todos sus  movimientos.  Así mismo, dirige y revisa el montaje, limpieza y ornamentación de la peana.