Son los elementos identificativos de todos los hermanos de la Cofradía. Los hermanos y hermanas numerarios visten el hábito completo solamente en las procesiones y en las guardias ante los pasos; y sin la prenda de cabeza en actos otros actos de especial relevancia.

Todos los hermanos, incluidos los bienhechores, llevan su medalla en los actos de la Cofradía o cuando la representan. El sábado siguiente al Capítulo de Marzo, en el que se aprueba la entrada en la Cofradía de los nuevos hermanos, se bendicen sus hábitos y sus medallas, que después les son impuestas por el Consiliario y el Hermano Mayor.

HABITO

Los colores del hábito no sólo identifican a cada hermandad, sino también definen cual su carácter. En nuestro caso el marrón que expresa modestia y el morado penitencia.

La uniformidad manifiesta la igual dignidad de todos los hermanos que componen la cofradía.

Nuestro hábito, consta de una túnica de color marrón carmelita, con las bocamangas y la abotonadura de color morado, que se ciñe con un cíngulo de este último color y de un capirote morado en el que figura aplicado el emblema bordado de la cofradía. Se completa con guantes, calcetines y guantes negros.

Esta mezcla de colores tan poco habitual, fue elegida por los hermanos fundadores. El marrón carmelita, que expresaría claramente la naturaleza modesta del origen de nuestra cofradía, se debió a la tela de este color que cedieron muy económica dos hermanos comerciantes, y el morado por su carácter litúrgico que simboliza luto y penitencia.
Nuestra Cofradía ha destacado siempre por la esmerada uniformidad de sus hermanos, o lo que es lo mismo, por el cuidado con el que visten el mismo: planchado, limpio, con largura suficiente para sólo ver los zapatos y por vestir debajo pantalón oscuro.

Los niños pertenecientes a la Sección infantil, todos ellos menores de doce años, se distinguen por no llevar la prenda de cabeza.

MEDALLA

La MEDALLA diríamos que es nuestro hábito “no procesional”, pues la portamos en todos los actos a lo largo del año. La medalla de nuestra Cofradía es plateada y de forma ovalada vertical. En su anverso figura en bajorrelieve la efigie de Jesús Coronado de Espinas, portando los tres elementos de la burla: la corona, el manto y la caña. En el reverso aparece nuestro emblema y la leyenda “Cofradía de la Coronación de Espinas-Zaragoza”.

Los componentes de la Sección Infantil llevan una medalla especial más pequeña. Se trata de una medalla también plateada de forma circular. En su anverso se encuentra el rostro de Jesús coronado rodeado del nombre de la Cofradía y “Zaragoza”. En el reverso está el emblema de la Cofradía.

Las medallas se completan con un cordón trenzado de color morado (antiguamente era marrón) para colgar del cuello